No digas “Amen” a todos

No digas “Amen” a todos solo para agradarlos y no meterte en problemas. Hay veces que debemos decirle a un hermano: “No”. Y por diferentes razones, pero mas que nada porque debemos tener pendiente que debemos agradar a Dios primeramente.

Efesios 6:6 dice “no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios;”

Es cierto que debemos cuidar nuestra reputación y ser personas de paz.

Colosenses 3:22 dice “Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.”

Pero hay veces que sencillamente no tenemos mas opción que poner a Dios por encima de una situación y no la amistad del mundo.

Gálatas 1:10 dice “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”

Y cuando la gente habla bien de ti, suena bien, se ve correcto y produce orgullo, pero cuando todos hablan bien de ti…? Cuidado!, Mucho cuidado!, no lo digo, lo dice Lucas 6 26 “!!Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *